Vecinos de Tula se oponen a instalación de gasera

Perciben olores a gas





Vecinos de la colonia El Salitre, en Tula, acusan que, pese a que se oponen a la instalación de una gasera, la empresa insiste en construir y han estado haciendo pruebas fuera de la ley, en horarios inadecuados.

Además, señalan que la zona no tiene drenaje y temen que sus desechos los manden al dren pluvial.

Al respecto, Víctor Cerón, delegado municipal de El Salitre y Villas del Salitre refiere que la empresa que intenta instalarse en la colonia Lomas del Salitre ha insistido por tres años pero desde entonces la comunidad se opone a su colocación y con la anterior administración municipal se habían frenado sus intenciones.

Sin embargo, el delegado municipal acusa que después de la inundación del pasado 6 de septiembre la empresa Gas Imperial comenzó a construir y desde la semana pasada realizan pruebas en las que despiden olores a gas muy fuertes, lo cual ha provocado que los vecinos no duerman.

Te recomendamos: Bienestar continúa entrega de apoyos a damnificados de Tula

De ahí que Víctor Cerón explicó que la colocación de la gasera afecta a alrededor de 120 vecinos, pues las casas más cercanas se encuentran a siete metros, con lo que se violenta la normativa de la instalación de este tipo de giros.

Asimismo, el quejoso refirió que estas pruebas los tienen muy nerviosos pues la empresa los está realizando en horarios que están fuera del marco de la ley y que además han roto sellos de clausura con tal de seguir construyendo.

También acusó que, pese a que la admiración municipal de Tula dice no haber dado permisos ni sabe nada al respecto de los trabajos tampoco han frenado las obras, por lo que ha estado acudiendo a reuniones para que la autoridad local frene los trabajos que se desarrollan en Lomas del Salitre

Puedes leer: Tizayuca implementa estrategias para detectar a empresas contaminantes

No cuenta con drenaje

Otra de las razones por las que los vecinos se oponen a la instalación de la gasera de Gas Imperial es porque la zona habitacional se encuentra muy cerca de la Zona Arqueológica y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no permite excavaciones, por lo que no cuentan con drenaje.

Entonces se cuestionan ¿a dónde se irán los desechos de la gasera? Y temen que al estar cerca del dren pluvial puedan tirar sus desechos ahí, en detrimento de la salud de los pobladores.

Finalmente, el delegado y otros vecinos refieren que la empresa no es dueña del predio en donde se está instalando, sino que solo están pagando renta, por lo que temen que no tomen seriedad en la seguridad de la población y ante cualquier problemática se vayan sin reponer los daños.

Por Joselyn Sánchez