Sin bono, sin aguinaldo y descontentos regresan docentes a clases, tras un mes de paro

Luego de un mes sin clases en Hidalgo, este lunes los docentes regresan a las actividades escolares, sin bono a jubilados ni aguinaldo a homologados, y descontentos ante la decisión de la sección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de levantar el paro magisterial pese a la falta de pago.

El pasado sábado, el Secretario General, Luis Enrique Morales Acosta, informó que el 31 de enero retomarían las actividades escolares en las modalidades que las autoridades sanitaria y educativa han determinado y que a pesar de no obtener una respuesta favorable a sus demandas, la educación no puede seguir siendo postergada.

“El retomar las tareas educativas, no significa que renunciamos a continuar con nuestras acciones de lucha, hasta que se realice el pago a los compañeros jubilados y homologados. Por lo que a partir del lunes 31 de enero, iniciaremos jornadas de movilización en todo el estado”, preciso el dirigente en un comunicado.

El líder sindical pidió a la ciudadanía hidalguense comprensión por los inconvenientes que puedan suscitarse producto de la movilización.

Por su parte, los agremiados convocaron a reuniones para buscar la manera de exigir el pago para jubilados y homologados, “ante un sindicato que se doblegó”, expresaron en grupos de rede sociales, donde de igual manera los docentes llaman a protestar con sus coches en caravanas.

Mientras que los padres de familia celebraron la decisión de culminar el paro magisterial, y dar continuad al ciclo escolar 2021-2022 con clases a distancia, sin embargo, cabe recordar que los tutores también amagaron con realizar un paro de pago de cuotas e inactividad virtual, si la autoridad educativa no autoriza el regreso a clases presenciales.

Lo anterior luego de que la Secretaria de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) pospuso en dos ocasiones el regreso a la educación presencial en la entidad, después de las vacaciones de diciembre, debido al incremento de contagios de Covid-19, y si las condiciones lo permitían la apertura de escuelas se llevaría a cabo el 31 de enero.

Luego de un mes sin clases en Hidalgo, este lunes los docentes regresan a las actividades escolares, sin bono a jubilados ni aguinaldo a homologados, y descontentos ante la decisión de la sección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de levantar el paro magisterial pese a la falta de pago.

El pasado sábado, el Secretario General, Luis Enrique Morales Acosta, informó que el 31 de enero retomarían las actividades escolares en las modalidades que las autoridades sanitaria y educativa han determinado y que a pesar de no obtener una respuesta favorable a sus demandas, la educación no puede seguir siendo postergada.

“El retomar las tareas educativas, no significa que renunciamos a continuar con nuestras acciones de lucha, hasta que se realice el pago a los compañeros jubilados y homologados. Por lo que a partir del lunes 31 de enero, iniciaremos jornadas de movilización en todo el estado”, precisó el dirigente en un comunicado.

El líder sindical pidió a la ciudadanía hidalguense comprensión por los inconvenientes que puedan suscitarse producto de la movilización.

Por su parte, los agremiados convocaron a reuniones para buscar la manera de exigir el pago para jubilados y homologados, “ante un sindicato que se doblegó”, expresaron en grupos de redes sociales, donde de igual manera los docentes llaman a protestar con sus coches en caravanas.

Mientras que los padres de familia celebraron la decisión de culminar el paro magisterial, y dar continuidad al ciclo escolar 2021-2022 con clases a distancia, sin embargo, cabe recordar que los tutores también amagaron con realizar un paro de pago de cuotas e inactividad virtual, si la autoridad educativa no autoriza el regreso a clases presenciales.

Lo anterior luego de que la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) pospuso en dos ocasiones el regreso a la educación presencial en la entidad, después de las vacaciones de diciembre, debido al incremento de contagios de Covid-19, y si las condiciones lo permitían la apertura de escuelas se llevaría a cabo el 31 de enero.

Mostrar más