Morena, daños colaterales

Agujeros Negros



El accidentado proceso interno de selección de candidato al gobierno de Hidalgo en Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) registra de inmediato daños colaterales como una percepción negativa en diferentes sectores de la sociedad que consideran poco serio el inicio además de un clima de división, confrontación y ausencia de institucionalidad que aseguran los expertos se reflejará en las preferencias electorales. 

Paralelo al efecto que ocasionó el registro de 52 aspirantes 19 mujeres y 33 hombres y a la confusión que provocó la propuesta del Consejo Político Estatal de cuatro cuadros para que sean considerados por la Comisión Nacional de Elecciones en sus encuestas, la filtración a medios del viaje en avión privado a Sinaloa del senador Julio Menchaca Salazar considerado por muchos el más viable para ser postulado, provoca desilusión en sectores no morenistas que simpatizan con él. 

También lee: Chole con los registros

Pero no es el único en ser descalificado, más allá de que lo persiguen sus fantasmas del pasado, del diputado local Francisco Xavier Berganza Escorza, dicen sus detractores recibió ayuda externa para aparecer como invitado en el evento musical Encuentro de Voces en el que aseguran tuvo que ver un área de la Secretaría de Educación y un operador financiero en el gobierno de Miguel Ángel Osorio Chong. 

Mientras circula un promocional como candidato a gobernador del delegado Abraham Mendoza Zenteno donde recibe elogios del presidente Andrés Manuel López Obrador, que legalmente puede descalificarlo por realizar actos anticipados de campaña, en suma, en Morena con sus pugnas internas se aplican el Harakiri, porque con el voto duro que incluso puede verse mermado no ganan, requieren de generar simpatías en otros sectores de la sociedad y los están perdiendo. 

Checa: Morena Hidalgo propone a 4 precandidatos a gobernador

Este escenario de descomposición interna hace tambalear posibles acuerdos con otros partidos, porque en Nueva Alianza Hidalgo (Panalh) están midiendo qué daños pueden sufrir por las pugnas internas morenistas y su dirigente ya levantó la voz para advertir que hay acercamientos, que hay la intención de ir en coalición con Morena, pero no están “amarrados” y pueden ir solos a la contienda, lo que abriría un fuerte hueco electoral. 

Al interior de Morena, hay personajes que estiman que ni Morena ha ganado, ni el PRI ha perdido y observan con preocupación que el tiempo corre y el tiempo se agota para llegar con un partido unido o por lo menos con acuerdos de respeto, lo que se puede complicar más si no se elige al mejor candidato, porque no con cualquiera se gana.